martes, 22 de enero de 2008

EL PRIMER AFEITADO


Javier cumplió trece añazos el 1 de enero. Confieso que estuve todo el verano pasado rociándole los pelillos incipientes del bigote con Camomila Intea (NOTA: antiguo mejunje que las vagas de mi generación usamos aún para teñir de rubio ese vello molesto cuando nos dan pereza la cera o su versión moderna, las epiladys, si el presupuesto no llega para la depilación láser). Definitivamente, he perdido la batalla: durante estos meses, esa pelusilla ha mutado en horrendos pelos negros que sombrean la sonrisa eterna de Javi.
Así que, hace unos días, nos planteamos el dilema: ¿cuchilla, maquinilla o cera? Padre y hermano en contra de la primera opción por miedo a cortarle (el aún no es capaz de hacerlo por sí mismo). Madre que se inclina por la tercera, pelín dolorosa -vale, lo reconozco-, pero que permite espaciar en el tiempo el ritual. En el concilio familiar, acaba ganado la maquinilla eléctrica.
Es curioso cómo las circunstancias te van llevando de la mano pese a estas pequeñas decisiones en la vida cotidiana de una criatura con discapacidad intelectual.
La maquinilla no aparece y sigo los pasos del manual para el "perfecto familiar de niños con problemas de conducta". Esto es, primero le he dado a escoger entre afeitarse con maquinilla (gesto de mi puño cerrado haciendo grrrr por su cara), con cuchilla (como papá y Daniel) o con cera, como mamá. Él escoge la última opción. Después, pictograma del acontecimiento (dibujo esquemático de lo que vamos a hacer). Satisfecha, me acerco a él enarbolando la cuchara de madera por la que churretea un sospechoso líquido verde. Mi tono almibarado de "¿ves?, como mamá; no pasa nada, sólo es un pequeño tironcito para quitar los pelillos del bigoturrio..." no debe convencerle lo más mínimo. Resultado: Javier sale corriendo en dirección contraria.
En un premeditado golpe de estado, me tiro a la cuchilla y esparzo la espuma de afeitar por encima de su labio superior... Bueno, y por sus dientes, sus encías, su lengua y hasta sus orejas. Inexperta, tomo el artilugio mientras intuyo mi cara hecha un mar de dudas. ¿Esto se hace para arriba o hacia abajo? La risa escandalosa de Javier se cuela por el pasillo y aparece en la puerta del baño su hermano Daniel. Horrorizado ante mi evidente falta de destreza, entona un paciente "trae, déjame a mí", me coge la cuchilla, le explica a su hermano cómo poner los morros ("así, como si estuvieras dándo un beso") y acaba la operación en un plis plas.
Me emociono. No sólo por la ternura y la paciencia de Daniel, sino porque me parece una etapa importante en la vida de Javier. Es como un punto y aparte. Sólo tengo dos formas de afrontar este momento:
1.- El cuerpo de un adolescente ha atrapado a mi bebé, a mi niño pequeño. Lloro.
2.- Mi niño pequeño ya no es un bebé: es un adolescente con discapacidad intelectual y, por tanto, afrontaré esta nueva etapa de su vida con la misma ilusión con la que viví la de su hermano Daniel. También lloro.
Escojo la segunda opción y os dejo el testimonio gráfico de un momento entrañable.


14 comentarios:

Asun dijo...

Con esa vida tan cuajada de momentos que presentan retos, sólo puedo expresar mi admiración y agradecimiento a la generosa disponibilidad con la que la autora de este Blog y su familia (especialmente, Daniel) responden a los que desde el mundo académico trabajamos, con más o menos acierto, sobre el tema de la calidad de vida familiar; bonito ejemplo de una de esas lecciones de vida que no siempre en los libros logramos encontrar.

ESperanza dijo...

Me llevas 6 años de camino en este sendero de incompresion, risas y llantos. Hoy no lloro, y eso que la lagrima ataca pronta, hoy te brindo, os brindo la primera broma de mi niño, 7 años de movimiento incontrolado y ecolalias que me abruman. Te sigo; me ayudas.
Desde el sur.

laescondida dijo...

Me atrevo a aventurar que la ternura y paciencia de Javier son una consecuencia de una relación familiar en la que todos tienen un poquito que aportar. Yo también me he emocionado, y seguro que ni Daniel ni Javier olvidarán nunca ese primer afeitado. Enhorabuena.

Merche dijo...

Has conseguido emocionarme a mi por el simple hecho de imaginarlo..asi que no me extraña lo mas minimo que tu acabases llorando.

Acabo de descubrir este blog gracias a Mercedes Mila y puedo asegurarte que lo agrego a mis favoritos, pienso q tengo muxo q aprender :)

Mª Jesús dijo...

ME ESTOY EMPAPANDO DE MIL COSAS QUE VEO QUE EN LA SOCIEDAD DE HOY DÍA NO EXISTEN.
sólo figurines, dándole importancia al físico y no al interior de las personas.
GRACIAS POR DAR UNA LECCIÓN DE VIDA.
JAVIER ES UN NIÑO MUY FELIZ!
ÁNIMO!
DANIEL ERES UN GRAN HERMANO!

Anónimo dijo...

Pienso que no sólo a las mujeres se nos debe enseñar a depilarnos como ha ocurrido durante muchos años y lamentablemente esa costumbre y manera de pensar perdura en nuestros dias. A los hombres también se les debe enseñar a depilarse ya que no se ve nada agradable un cuerpo y rostro con vellos ya sea de hombre o de mujer y que mejor que un hombre depilado y una mujer depilada, es más en mi opinión el hombre necesita depilarse mucho más que la mujer.
Con respecto a este niño, pienso que aun stá muy pequeño para afeitarse; apenas tiene 13 años y recién está ingresando a la adolescencia. Sabemos que en una persona joven no se ve nada bien que tenga vellos faciales y mientras menos años tenga el joven,más desagradable se le ve su vellosidad en el rostro. La solución x ahora seria depilarlo y ya más adelante; cuando tenga 18, 20 o 22 años o quizás un poquito más; ahi recién enseñenle a afeitarse o rasurarse porque a esa edad ya su rostro ha madurado y ya no tendrá el aspecto infantil que hoy tiene y a esas edades, ya le favorece el vello facial y lo hace ver y lucir más varonil aunque esto no se cumple en todos los hombres adultos. A algunos el vello facial les queda bien y lucen muy varoniles mientras que a otros les queda mal y los hace ver descuidados y muy sucios, eso depende de cada uno. Si lo afeitan o rasuran ahorita; le crecerá cada vez más duro y grueso dejándole aspera y reseca la cara y cuando vuelve a afeitarse una segunda, tercera, cuarta o enésima vez le quedará una mancha verde lo cual a su edad no se ve bien y en vez de ayudar al niño, lo dañan más; x eso x ahora la solución seria depilarlo y ya cuando sea más grandecito afeitarlo.
Gloria!.

Anónimo dijo...

Pero con que se afeite ahorita o después; el bigote igual le va a crecer cada vez más duro y grueso.
Mira Gloria; si lo que te preocupa es que al niño, joven y al hombre se le reseque la cara cada vez que se afeite y le quede una sensación áspera al tacto, lo cual es completamente normal. La solución es simple; que se compre gel o crema para afeitar la cual debe aplicarsela antes del afeitado y gel o crema para después de afeitar, la cual debe aplicarse después del afeitado para asi cerrar los poros y dejar el rostro suave al tacto y fresco y terso.
Mira bien la diferencia:
- GEL O CREMA PARA AFEITAR: (ANTES).
- GEL O CREMA PARA DESPUES DE AFEITAR: (DESPUES).
Ambos son productos distintos y cumplen distintas funciones.
Olga!.

Anónimo dijo...

Gracias Olga; x tu opinión. Pero que el bigote le crezca duro y grueso y que tenga su manchita verde; eso no se veria mal si se tratara de un hombre adulto o de un joven de 30, 25 o 20 años; siempre en cuando no tenga cara de niño. Pero stamos hablando de un niño de 13 años y a esa edad eso si se ve horrible, digo horroroso y seria la burla de sus compañeros de escuela ya que los chicos aun no son persomas maduras y pueden tener conductas y comentarios impropios, lo cual puede afectar y dañar su autoestima y al afeitarse x querer solucionarlo, complica más su situación. Hasta en un jovencito de 17 años se veria horrible que tenga bigote y vellos en su carita. Como dije; mientras menos edad tenga el muchacho, más feo se ve que tenga pelitos y bigote en el rostro. Por eso es q stoy recomendando o sugiriendo que x ahora se depile ya que sto sí lo va a ayudar y cuando ya sea un adulto que se afeite. Spero q hayas sabido comprender.
Gloria!.

Anónimo dijo...

Mi esposo antes se afeitaba con jabón y espuma como se lo inculcó mi suegro; su papá y me comenta que no es agradable star afeitándose la cara y la sensación que te queda después de hacerlo, pero lo hace x su trabajo y mejor presencia. Hasta que siendo mujer; x amor a él, me informé sobre el tema y le recomendé que de ahora en adelante ya no lo haga con jabón y espuma y mucho menos con brocha. Sino con gel para antes y después del afeitado y si gusta que después se aplique cremas hidratantes y humectantes para refrescar su carita y le va muy bien y queda mucho mejor que como lo hacia antes de mi recomendación y stá contento con los resultados, es más hasta se lo piensa enseñar a nuestro hijito cuando sea más grande. Yo lo apoyo!.
Laly!.

Anónimo dijo...

Gloria tiene mucha razón; la depilación es una buena solución, pero como aun Javi stá muy pequeño hay q realizársela con mucho cuidado ya sea en casa o en un salón; xq aun su piel es infantil y es más sensible q la piel del adulto. Puede probar con cera, miel, chocolate para depilar, pinza o crema/gel depilatorio.
La cera es dolorosa y puede arderle,irritarle y quemarle aunque el resultado es bueno y deja la piel suave y sin vello, en caso no se le haya enrojecido. Con la miel y el chocolate es igual. La pinza es la q yo recomendaría, xq es la única q no le causaría ardor ni irritación ni quemazón ni enrojecimiento, lo malo es q es muy dolorosa y duele mucho más q la cera, miel y chocolate y no creo q el niño soporte eso, aunque luego d sto la piel le quede fresca, suave y tersa La crema y el gel para depilar son los únicos q no causan dolor, pero si no se usa con el debido cuidado y tiene en la piel por mucho tiempo en vez de ayudar, perjudicaría xq la piel acabaría enrojecida, irritada y quemada y con sensación de ardor y quemazón y/o picazón, si se opta x sta opción se recomienda tener un reloj en la mano y tener la crema/gel en la piel entre 3 y como máximo 5 minutos, no más y hacerlo despacio, con calma y en la noche antes de acostarse, después del baño o ducha nocturna para q la piel se recupere mientras descanse y amanezca como nueva para el siguiente día, Crema o gel post/depilatorio (para después de depilar) no staria demás aplicarse luego de depilarse con gel o crema.
* Yo le aconsejaría x ahora la cera o la miel, pero no pinza y mucho menos crema o gel. Y q otra persona se lo haga.
Malú!

Anónimo dijo...

A Malú se le olvidó explicar q una crema o gel depilatorio no cumple la misma función q una crema o gel post depilatorio. Por qué?.
- La primera; sirve para ayudar a debilitar el vello y eliminarlo una vez retirado el producto d la piel,no duele, pero puede causar ardor, enrojecimiento o ronchas irritación y quemazón si no se toma el debido cuidado o se tiene en la piel x mucho tiempo (Entre 3 y 5 minutos como máximo).
- La segunda; sirve para ayudar a recuperarse y a rehidratar y refrescar la piel así como también a cerrar los poros y volver la piel como en un inicio (Sólo q sin vello jeje) y en caso de haber terminado con algunas de las señales mencionadas(Ardor, enrojecimiento, irritación, quemazón, etc)ayuda a calmarlas y sanarlas.
Cecy!.

Anónimo dijo...

No es justo q seamos nosotras las mujeres seamos las q tengamos q soportar el dolor y sufrimiento de la depilación y los hombres no. *¿Por qué los hombres no se atreven a depilarse?. No hablo d todos, sino de la mayoría. No lo hacen x varios motivos:
1.- Nunca se les ha enseñado.
2.- Les da vergüenza hacerlo y pedirle a otra persona q los depile.
3.- Creen q es algo prohibido para ellos y q atenta contra su masculinidad.
4.- Tienen la idea d q los vellos es signo de virilidad y q si se los quitan, dejan de ser hombres.
5.- Creen q depilarse es algo solamente de mujeres.
6.- Piensan q solo los gays, homosexuales y maricones se atreven y q los q son hombres de verdad no lo hacen.
7.- Hay chicas q no le gustan los hombres depilados (Afortunadamente son pocas hoy en día).
* No se pasen; eso era antes, gracias al tiempo, la depilación ya dejó de ser exclusivamente de mujeres y ahora es mixta (Hombres y mujeres) y ayuda a darle mejor apariencia y presencia al cuerpo ya sea de una mujer o de un hombre y lo deja más cómodo, limpio y fresco y sexy jajaja sobretodo en verano.
Yo creo q los maricones no son los hombres q se atreven a depilarse como muchos y muchas piensan; sino al contrario,son los q no se atreven a hacerlo x tener esos conceptos erróneos en su cabeza y q los aprendieron en su familia y en la sociedad q viven.
Yo sé q depilarse duele y q es incómodo, agotador y hasta estresante. Pero eso ayuda a darnos una mejor apariencia y presencia corporal y a ponernos lindos y lindas. Si los hombres ya no pensaran así y las mujeres los ayudan y motivan, las cosas cambiarían.
Mary!.

Anónimo dijo...

Mary tiene razón. Pero eso es decisión de Javiercito y su familia, q ellos decidan lo q crean conveniente y mejor para Javi.
Adrián!

Anónimo dijo...

Depilación con hilo hindú puede ser una excelente solución: No duele ni tampoco lastima ni daña la piel como lo hace la cera, miel,chocolate y demás formas de depilar. Y la piel queda suavecita, fresca y tersa y no la reseca ni pone áspera como lo hace el clásico afeitado varonil. Q dicen?.
Jerry!.