jueves, 16 de octubre de 2008

video

9 comentarios:

Anónimo dijo...

AMOR con mayúsculas. Me siento tremendamente pequeño, insignificante ante una persona TAN GRANDE como esta abuela. Estos son los santos de lo cotidiano, esos que nunca subirán a los altares ni están en la gloria de Bernini.

Eloy dijo...

Hace varios días que vi el video y me emocionó muchisimo. No encontraba palabras para hacer un homenaje a esta abuelita, todo amor y corazón. Solo se me ocurre IMPRESIONANTE. Si alguien se merece el cielo, ella se merece estar en primera fila.

Estereofónica dijo...

Este vídeo es una de las demostraciones de amor más fuertes que he visto nunca. Yo también me he sentido pequeña como Anónimo, y me he quedado sin palabras como Eloy.
Un beso grande,
Esther

Anónimo dijo...

¡¡Que bonito, que maravilloso!! es increible que haya personas con esa fuerza fisico, y sobetodo moral.
Como puede ser que haya personas que den TANTO y otras giran la cara con tanta facilidad. Estos videos son un subidon para cualquiera que los vean, nos da un toque para ponernos las pilas. Se peden hacer muchas cosas y ya va siendo hora de ponernos en marcha. Gracias amparo, Gracias a esa abuelita y tantas familias que hacen eso cada dia.

Inma dijo...

Después del impacto tan grande que he tenido al ver al video, estoy tremendamente impresionada y sé que he recibido una gran lección de AMor, de una grandeza increible y me gustaría que se le diera más difusión y yo al menos lo voy a recomendar, un saludo y muchas GRACIAS

Drag dijo...

Sin palabras..... Qué maravilla que haya gente así.

Isabel dijo...

Yo me emociono poco, y que se me salten las larimas menos , pero con este video es imposible no hacerlo, te ablanda el corazón, y te hacer ver que una puede hacerlo mejor, nos quejarmos tanto. hay que dar amor, amor y más amor. Un besito Isabel

Anónimo dijo...

Y de verdad tengo que oir cada día que Dios existe? Qué Dios puede permitir... no, qué Dios PROVOCA tal sufrimiento? de este y de mil sufrimientos que hay en el mundo a diario?
sufrimientos que atacan a los niños, a los seres más indefensos de este mundo? Dios "el valiente".
Cada día me reafirmo en mi alegría de haber abandonado la iglesia.

Un aplauso para esta mujer y para tantas personas que luchan cada día por amor.
Aun cuando para sentir amor no hace falta creer en Dios. Para dar la vida por otro no hace falta creer en Dios.
Dios, si existiera, jamas permitiría esto.

Y aún así muchos tenéis fé, y esa fé es la que os da fuerzas para seguir adelante día a día. Por eso os respeto y os aplaudo por vuestra elección.
Yo sigo enfadada con Dios y me parece el ser más injusto que ha pisado tierra.

Mayte (Alicante)

Mª Angeles dijo...

Gracias Amparo por poner este vídeo y por tener este blog y compartirlo con nosotros. La vida y la muerte, el dolor, el sufrimiento, el mal; pero también el AMOR, el darse sin medida, en el anonimato, hay mucho más positivo que negativo en el mundo. La vida es eso, luces y sombras.

Llevo una temporadilla "peleándome" con Dios a quién amo, porque me regaló lo más grande que tengo: mis dos hijos y porque encontró mi familia merecedora de acoger, amar y educar un hijo con autismo, al que adoro. Uno de los dos motores de mi vida. Me peleo con Dios porque quiero como vosotros darle TODO a mi chico de 17 años. Porque todo son escollos. Pero a partir de ahora y después de ver éste vídeo me voy a callar la boca de una vez.

Qué ejemplo de amor, qué grande es esta pequeñita mujer y además reza y reza con su nieto...pues todavía sigo quejándome. Luchar, amar y tirar "palante"