lunes, 26 de mayo de 2008

MOMENTOS FELICES


Aunque mi concepto de felicidad se acerca cada vez más a una suerte de paz interior, aún me dura la resaca de momentos felices vividos la semana pasada.

Felicidad por el 18º cumpleaños de Daniel, mi hijo mayor, y su mayoría de edad. Felicidad por ver su sonrisa radiante ante la fiesta sorpresa de su novia, sus amigos y amigas. Ilusión por una nueva etapa que, en mi recuerdo y experiencia, es de las mejores de la vida: la universidad, la libertad, cierta independencia, nuevas gentes, nuevos caminos, nuevos conocimientos, el amor...

No soy muy amiga de ritos y liturgias, pero reconozco que su ceremonia de graduación -donde dejaba atrás su etapa escolar- marca una frontera nítida entre lo que ha sido y lo que será.

Orgullo y felicidad también por su nota media de bachillerato -un 7,4- que le da (nos da) cierta tranquilidad para enfrentarse a la prueba de Selectividad.

La última escena la viví ayer. Daniel me llamaba a gritos para que saliera al jardín. Él y Elena, su novia, habían conseguido por fin que Javier pedaleara por primera vez en su "triki", impulsándolo hacia adelante. Hasta ahora, sus pies sólo movían los pedales hacia atrás o se apoyaban en el suelo para avanzar.

No sé si mis brincos y gritos, que debieron de escucharse en Tombuctú, extrañaron a los vecinos tanto como los ladridos de Bernie, nuestro santo San Bernardo que, contagiado por mi euforia, daba vueltas y vueltas alrededor del mismo abeto. Acabé colgada del cuello de Daniel, cubriéndole a besos mientras Javier se reía a carcajadas en el "triki" a punto de chocar y/o volcar varias veces. El padre de las criaturas sonreía abiertamente a través de la ventana de la cocina.

En mi escala de valores, todos esos momentos de felicidad tienen la misma importancia. Y quiero vivir con esta resaca al menos un par de semanas.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy segura de que escribir todos esos sentimientos te aligera el alma, estoy segura. Es tan emocionante leerte! Sea el triki, el lenguaje de manos, Giedre o tus viajes enloquecidos. Dale un abrazo muy grande a Daniel por sus 18 años y dile que no podía haber mejor regalo que esa foto que publicas. Las endorfinas vuelan a su alrededor...

Laura dijo...

Qué alegría saber que Javi avanza con su triki!! se comprueba que toda persona mejora y avanza cuando se le dan los apoyos que necesita, y Daniel es un gran apoyo!
un beso para toda la familia
Laura V

J dijo...

hey david, here is that site i was talking about where i made the extra cash this summer, it's pretty cool... anyway,
check it out ..

J dijo...

hey david, here is that site i was talking about where i made the extra cash this summer, it's pretty cool... anyway,
check it out ..

Anónimo dijo...

Por empatia me estremezco de felicidad. Me hacen pensar que algun dia Jesus lo conseguirá; hasta hoy mis esfuerzos por hacerle coordinar el paladeo con la dirección, con la atención... nada. Pero en cambio nada cual pez, y se le ve tan feliz como a Javi en su bicicleta.
Mis endorfinas tambien revolotean. Partimos rumbo al Sol de Medianoche en apenas 24 horas. Desaparecemos 17 días.
Desde el Estrecho de Gibraltar hasta la Laponia Noruega los 4 de la mano.
Besos a todos.
Esperanza

Nadietanfeliz dijo...

Buen viaje a los cuatro! Disfrutad, relajaos y divertíos. Un beso muy especial a Jesús y a ti (te echaré de menos en los dos blogs). Esperamos ya impacientes vuestra vuelta y esas fotos del sol de medianoche.

Álvaro dijo...

Y es que nuestra escala de valores es muy distinta a la del resto, los pequeñisimos avances o cambios de ellos se convierten en gigantescos pasos, que realmente lo son¡¡
Me alegra venir aqui de nuevo y veros tan felices.
He leido que Javi fue a Estudio3 ?
Alvaro estuvo allí unos cuantos años y guardo un recuerdo estupendo de todos ellos... luego las cosas tomaron otro camino por su propia evolución.
Un beso muy grande para Javi y para ti.
Susana y Álvaro

Nadietanfeliz dijo...

Hola, Álvaro y Susana! Javi aún está en Estudio-3, donde disfruta cada momento del día. Besos tam´bién para vosotros!

Casandra dijo...

Hola!

Soy Bea, la hermana de Laura V (no hagas caso del nombre que muestro, es una tontería un poco inexplicable...)

Felicidades a Daniel por sus 18, en primer lugar. Qué ganas de alcanzarlos tengo... Y también por sus notazas de bachillerato!

En segundo lugar, un beso muy grande para Javi. Verle con su triki te provoca una sonrisa. En realidad, solo con oír hablar de él a mi hermana, o aquí en el blog, sonrío.

Tampoco voy a añadir mucho más, porque tengo cierta propensión a la cursilería. Felicidades, muchísimas felicidades a los dos hermanos, suerte con selectividad, un abrazo para vuestro santísimo San Bernardo, y en general saludos para toda la familia.

Bea V.

Lynx dijo...

Amparitxu, me encanta tu blog; acabo de enlazarte en el mío...

Anónimo dijo...

Hola MADRE, le escribo nombrándola de esa forma porque, a mi entender, no creo que exista otra palabra que puede caracterizarla mejor. Quizá sea porque Dios no puede estar en todas partes y las creó a ustedes. Me ha recordado mucho a la mía, que está un poco distante en estos momentos, y que aun no tengo ni idea de cuando podré ver tantos abrazos, besos y que la euforia innunde su cuerpo y su alma al verme. MADRE es una sola, única, auténtica, valiente, sacrificada, desinteresada y tantos adjetivos, todos describiendo lo mejor. Gracias, muchas gracias

Lali dijo...

Acabo de encontrarme por casualidad con tu blog ¡qué guapa estás! ENHORABUENA por los avances de tu hijo. La fuerza que sé que tú le das le hará más fuerte. Suerte Amparo. Lali

Nacho Montes dijo...

Precioso, no sabes Amparo como me has alegrado la mañana. Me he acordado de mi pobre madre. No sé qué decir. Gracias por abrir las puertas del alma.

Beso

www.nachomontes.es